Correr naturalmente: calzado natural, lesión natural


Ir a una tienda de zapatillas a elegir unas nuevas zapatillas para correr puede salir caro. Elegir unas zapatillas naturales o minimalistas de la moda más actual, puede salir más caro. Lesionarte con esas zapatillas que prometen menos lesiones no tiene precio.

Pues sí, es lo que ha traído esta moda del calzado deportivo muy en línea con el modo “barefoot”, como han bautizado los frikis del running a lo que yo llamo correr descalzo. Se trata de un calzado tegnológico que puede ser “minimalista” cuando se acercan más a unas chanclas de carrera. No obstante, hay una versión híbrida a las que llaman zapatillas “zero” por mantener aún una ligera amortiguación, o bien naturales que es más ibérico. Pueden ustedes encontrar estos términos en Internet, en revistas especializas o ser informados del tema por un comercial de alguna tienda de calzado deportivo. No es raro que cualquier artículo sea presentado como “natural” para que muchos lo asocien a mejor y más sano. Esta asociación es falsa, dado que damos un sentido artificial al mismo término “natural”. Así, inmediatamente relacionamos todo lo natural como más apropiado a nuestra naturaleza, o peor aún se asocia directamente a la idea entorno natural, es decir, al bosque y sabana donde nos diseñaron. Si es etiquetada de minimalista, ya ni les cuento el carrusel de emociones que preceden a las nuevas sensaciones del atleta.

Barefoot-Running

Zapatillas minimalistas

A pesar de ser interesante discutir la cuestión de lo natural vs artificial, no es el propósito de este post. Pero sí voy a señalar que la Ciencia y la Tecnología son algo muy natural en el hombre. Son sus avances los que permiten disfrutar de Internet, hablar por móvil o comprarse un calzado para correr diseñado para amortiguar el impacto del pie en el suelo. En mi opinión, si alguien cree que lo natural es ir descalzo, debería entonces sentirse ridículo calzándose unas zapatillas deportivas que son un producto de la más alta tecnología. Pruebe mejor a descalzarse, acostúmbrese a ello y poco a poco podrá ir corriendo descalzo sin quejarse. Déjese de híbridos comerciales.

Para que puedan comparar versiones les dejo un estudio del año 2011, de la época en la que se inició la fuerte migración de corredores hacia esas zapatillas de correr que anuncian una pisada más natural, puede que por la promesa de nuevas sensaciones y menos lesiones, o eso les dijeron. Según este artículo, dos atletas del experimentados sufrieron sendas lesiones cuya causa probable los investigadores la atribuyeron al cambio de calzado. Al parecer, ningún otro factor parece explicar dicha lesión, pues eran corredores y competidores experimentados que no habían variado otro aspecto de su entrenamiento que fuera decisivo en una lesión. Ahora sí, las nuevas sensaciones nadie se las niega, aunque no fueran placenteras ni mejoraran el rendimiento en carrera.

Conclusión:

No hay que precipitarse en realizar cambios en nuestro entrenamiento si estos no han probado debidamente su eficacia. A la hora de entrenar o participar de un deporte se debe ser crítico con las modas, especialmente si estas prometen efectos mágicos, cambios drásticos en nuestro rendimiento o un potente efecto terapéutico. Considere importante la idea de dudar siempre de los testimonios favorecidos de otros deportistas y en especial de cualquiera que se pueda beneficiar económicamente del artículo recomendado. Una de las ideas más llamativas del calzado natural es la necesidad de poseer una buena técnica de carrera para poder correr con ellas con mayor seguridad. Debe ser el único calzado que requiere un buen patrón de zancada que asegure tu correcta pisada para no lesionarte, justo cuando una técnica adecuada es precisamente una recomendación obligada para evitar la aparición de ciertas lesiones.

Pronto seguiremos con más artículos para ver qué hay que saber sobre pisadas, patrones de carrera, lesiones y calzados apropiados.

Observación del autor:

No tengo información contrastada que permita suponer que practicar barefoot sea menos incómodo que correr descalzo. Podemos suponer que la tendencia al deporte con denominación inglesa pueda favorecer un efecto protector parecido al placebo, que no aparezca si se dice a la española. Esto puede explicarse razonablemente si desde pequeños nos han acostumbrado  a evitarlo, a grito de: ¡Niño, no corras descalzo que vas a tener ampollas dentro de las ampollas!

Fuente:

Giuliani J, Masini B, Alitz C, Owens BD. “Barefoot-simulating footwear associated with metatarsal stress injury in 2 runners”Orthopedics. 2011 Jul 7;34(7):e320-3. doi: 10.3928/01477447-20110526-25. PMID: 21717998 [PubMed – indexed for MEDLINE]

Noticia relacionada:

Runner’s World (digital) – Vibram devolverá 3,75 millones de dólares a los compradores de las FiveFingers en Estados Unidos

Dedicado a los alumnos de #Tallerrunnersmadrid del Parque de la Gavia, que madrugan los sábados por correr como es debido.

Anuncios

, , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: